Log in
Joomla Social by OrdaSoft!
CuracaVive

CuracaVive

Un escritor parido en el Valle de Curacaví: Rosamel del Valle

 “Yo sé viajar por la muerte, pero no por la vida”

La presente es una reseña sucinta que reúne lo publicado de Rosamel del Valle en distintos artículos, libros y revistas. Se habla de la biografía así como de algunos prólogos de sus libros y su poética; todo lo cual se tuvo presente en la investigación realizada respecto del poeta, para la Corporación de Desarrollo de Curacaví.

Aspectos de la vida existe poca información accesible sobre la vida de Moisés Filadelfio Gutiérrez Gutiérrez, hijo de campesinos y nacido en Curacaví, tal como lo consigna el licenciado en historia Aníbal Monasterio Vásquez en su artículo “Rosamel del Valle, un escritor parido en el Valle de Curacaví” publicado en el medio virtual Curacavi Digital: “Moisés Filadelfo Gutiérrez Gutiérrez nace un el día 13 de noviembre de 1901 a las doce del día en Curacaví, eso dice el registro. Algunos pensarán bueno, podría haber nacido en cualquier parte de nuestra comuna, por ejemplo: Lepe, Carén, Alhué, Bustamante y tantos otros lugares que fueron la cuna de numerosos curacavicanos. Más el registro dice Curacaví. De esta manera se infiere que nació en el pueblo, más no dice dirección exacta.”… “Hago este paréntesis, debido a que en otros registros de nacimiento cuando se menciona el lugar (de nacimiento) esto puede variar dependiendo del sector: Alhué, Carén, Pataguilla, Colliguay, etc., por lo que si hubiera nacido en algunos de los sectores rurales lo hubiese dejado por escrito el oficial del registro.”

Sobre la infancia de Moisés en los descampados del Vallel del Puangue no se ha encontrado literatura o información: poco o nada sabemos sus familiares, participación en algún evento comunal, sus juegos preferidos, etc., sin embargo, sabemos gracias al tesón del profesor primario Juan Pablo Morales Farfán que asistió a lo que hoy es la Escuela Valle del Puangue en 1908. Sin duda que un trabajo acucioso arrojaría luz donde ahora hay sombras. Aprovechar aun las vivencias de los pocos familiares vivos en Curacaví que conocieron al vate y tienen recuerdos de primera o segunda mano, es una oportunidad que no se debe desaprovechar.

La familia Gutiérrez Gutiérrez deja Curacaví y se traslada a Santiago siendo Moisés Filadelfio aun un menor de edad, para buscar mejores oportunidades. En la recién creada Comuna de Curacaví existía por entonces un reino del inquilinaje y las condiciones de vida de los campesinos se podrían encontrar en los libros contables. A causa del fallecimiento de su padre entra en el mercado laboral en la imprenta La Ilustración, alrededor de 1918 como linotipista, que fue un oficio en unas especies de grandes máquinas de escribir usadas en las imprentas de la época, donde se formaban las palabras letra a letra y los espacios de cualquier texto.

Dos años después, Moisés Filadelfio estrena su ópera prima Los Poemas Lunados como Rosamel del Valle, vinculado a su amor juvenil Rosa Amelia del Valle, una obrera textil. Antes ya había publicado en diferentes periódicos y revistas con distintos pseudónimos. Se aprecia una fuerte influencia del modernismo –siendo Rubén Darío su exponente sin discusión en la lengua castellana- y el postromanticismo. Casi no se encuentran ejemplares de Los Poemas Lunados debido al mismo autor, que los hizo retirar.

Por ese entonces el muestrario poético ya era dominado por Vicente Huidobro y Gabriela Mistral, y empezaban a editar a Pablo Neruda, Pablo de Rokha, Juvencio Valle, Humberto Díaz Casanueva.

En 1923 conoce al poeta Humberto Díaz Casanueva, de quien será amigo toda la vida y con el que compartía una estética similar. Muy dispares en su origen socioeconómico y de relaciones sociales. Rosamel del Valle es un autodidacta –se presume que su cercanía con la lectura de autores de época y clásicos se da coincidentemente con su ingreso en las labores de la linotipia mientras que Díaz Casanueva, cursó estudios de castellano en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile y posteriormente obtuvo una beca para estudiar Filosofía en la Universidad de Jena, Alemania, donde residió desde 1932 a 1937. Fue discípulo del filósofo Martin Heidegger.

La escena cultural de Santiago en la que participaba con otros artistas lo lleva a fundar dos revistas de corta duración Ariel y Panorama, las que solo tendrán dos números cada una. En 1946, luego de trabajar más de dos décadas de linotipista y funcionario de Correos de Chile en la oficina N°8 al interior del Palacio de La Moneda y Telégrafos, partió a Nueva York, gracias a un trabajo que le consiguió Humberto Díaz Casanueva como corrector de pruebas de la oficina de publicaciones de la Organización de Naciones Unidas. Allí conoció a Thérèse Dulac, con quien se casó en 1948.

A fines de 1962 regresó a Chile y se radicó en Santiago hasta su muerte en 1965. Rosamel del Valle está considerado por la crítica como uno de los poetas fundamentales del periodo vanguardista en Chile, junto a Vicente Huidobro, Pablo Neruda y Pablo de Rokha.

Nota: Reconocimiento especial para don Arturo Castillo Chacón (QEPD) por su interés en dar a conocer a este gran poeta nacido en el Valle de Curacaví. Agradecimiento especial para Juan Pablo Morales Farfán, Astrid Catalán y Anibal Monasterio Vasquez.

Fuente: CuracaVive

Suscribirse a este canal RSS
Please provide full Credentials Infomation