Log in
Joomla Social by OrdaSoft!
Cultura y Derechos Sociales

Cultura y Derechos Sociales (159)

La urgencia de proteger las áreas marinas y terrestres de la Patagonia chilena

Durante los meses de noviembre y diciembre, el Programa Austral Patagonia de la Universidad Austral de Chile, lideró la campaña “Por la Patagonia chilena, de verdad”, con el objetivo de que las personas conozcan, valoren y cuiden las áreas protegidas marinas y terrestres. La campaña también buscó llamar la atención de las autoridades que puedan promover una mayor protección de estas áreas, pasando de la declaración en papel a una protección efectiva.

En la Patagonia chilena, según investigación reciente liderada por el programa, se ha documentado un aumento de especies invasoras, impactos del cambio climático, impacto del tráfico marítimo, acuicultura intensiva, sobrepesca, entre otras amenazas. Esto, a pesar de que Chile tiene el 42% de su mar protegido y en lo terrestre, el 21% de su territorio está bajo alguna figura de protección, donde la mayoría de las áreas protegidas se encuentran en esta zona austral que alberga culturas milenarias que sostienen siglos de conocimiento y tradiciones. Además, considerada uno de los grandes refugios climáticos.

La campaña “Por la Patagonia chilena, de verdad”, apoyada por la ONG internacional The Pew Charitable Trusts, contempló un video con espectaculares imágenes y cuatro podcasts temáticos. Rodrigo Hucke, fundador y presidente del Centro Ballena Azul, señala en el episodio Conservación Marina que hay un estrés al que las especies marinas están sumidas, como la ballena azul, ícono de conservación marina y sobreviviente de la era ballenera en nuestro país y que hoy tiene que lidiar con las diferentes amenazas que, por cierto, no deberían existir en áreas protegidas.

Javiera Valencia y María José Martínez, investigadoras del programa abordaron los Refugios Climáticos, que son áreas estables a los efectos del cambio climático y comentan sobre la Patagonia chilena como uno de estos grandes refugios que mantiene extensas áreas en estado silvestre; 6 millones de hectáreas de bosque adulto prístino, 4.5 millones de humedales y turberas, ecosistemas mitigadores del cambio climático.

Para abordar la mirada sobre el concepto Comunidades Portal y Turismo Responsable, Katerine Sáez del Programa Austral Patagonia y Makarena Roa, de The Pew Charitable Trusts comparten los desafíos de este trabajo que involucra potenciar la relación que hay entre las áreas protegidas terrestres y marinas y el bienestar de las comunidades aledañas y sobre el proceso de elaboración de una Estrategia de Comunidades Portal donde 26 municipios de la Patagonia chilena están participando.

En el episodio final, Aldo Farías y Ricardo Alvarez hacen un recorrido por la Conservación a escala local, a través de figuras como los Espacios Costeros Marinos para Pueblos Originarios (ECMPO) y los Bienes Nacionales Protegidos (BNP) que hoy avanzan para convertirse en potentes modelos de gobernanza y conservación en manos de organizaciones locales.

En la Patagonia chilena existe una interfaz marina-terrestre de gran diversidad y abundancia de vida; cuencas de bosques primarios, espectaculares ríos que fluyen libremente, turberas, glaciares, fiordos y especies emblemáticas como la ballena azul. Sin embargo, gran parte de estas áreas protegidas enfrentan importantes presiones las que van en rápido aumento.

Los desafíos van en la línea de promover y crear medidas efectivas de protección de estos espacios naturales y culturales de la Patagonia chilena, es decir, avanzar en el mejoramiento de la administración y gestión de estas áreas, mediante la planificación, financiamiento, capacitación, gobernanza y monitoreo a nivel nacional, regional y local.

Información de la campaña y podcast en www.programaaustralpatagonia.cl

Fuente: El Desconcierto

 

Grupo Los Charros de Lumaco acusa a José Antonio Kast de ser cómplice de músicos impostores

Marcio Toloza, dueño del grupo ranchero, presentará acciones judiciales por lo que considera un “nuevo atropello a sus derechos”. Para el músico, el hecho reviste gravedad al tratarse de un candidato a La Moneda que emplea a “impostores” para fines electorales.

El grupo Los Charros de Lumaco acusó al candidato presidencial republicano José Antonio Kast de ser cómplice de músicos impostores.

Marcio Toloza, dueño del grupo ranchero, anunció que presentará acciones judiciales por lo que considera un “nuevo atropello a sus derechos”.

Para el músico, el hecho reviste gravedad al tratarse de un candidato a La Moneda que emplea a “impostores” para fines electorales.

“El señor José Antonio Kast y su equipo son cómplices del delito de usurpación de marca”. Así de tajante es el músico Marcio Toloza, fundador, dueño y líder de la banda, quien denuncia que una falsa agrupación actuó sistemáticamente en la campaña del abanderado del Partido Republicando empleando el nombre del conjunto.

Toloza manifestó que una vez más es víctima de inescrupulosos músicos que emplean su marca para “engañar”. Esta vez –eso sí- agravada con la contratación de parte de un candidato a La Moneda.

A juicio del cantautor el comando del candidato a la presidencia está en conocimiento que “usurpadores”, según define, se hacen llamar Los Charros de Lumaco e interpretan el tema “Cómo dejar de amarte” en ritmo ranchero.

Por lo mismo, y ante una serie de pruebas recolectadas en redes sociales y prensa, el músico oriundo de Lumaco no descarta acciones legales.

“Es el momento de decir basta. Durante toda la campaña estos señores fueron presentados en actos públicos como Los Charros de Lumaco. La marca está debidamente registrada y por resolución judicial soy el único autorizado para emplearla”, señala.

Con los antecedentes de rigor, un equipo de abogados que asesora a Toloza, interpondrá acciones legales que abarcarán tanto a los impostores como a quiénes contrataron –la ley contempla la figura de cómplices o encubridores- e hicieron campaña con una marca registrada.

Fuente: El Mostrador

Etiquetado como

Qué es el teorema de Bayes, el potente método para generar conocimiento que nació cuando trataban de demostrar un milagro

De acuerdo, no es la manera más común ni, por supuesto, la más clara de empezar un artículo pero resulta que es de eso que vamos a hablar, algo que, como dice el título, tiene que ver con conocimiento y con milagros.

Se trata del teorema de Bayes y, aunque muchos de nosotros no hemos oído hablar de él, las estadísticas bayesianas han permeado todo, desde la física -con interpretaciones bayesianas de la mecánica cuántica y defensas bayesianas de las teorías de cuerdas y multiverso- hasta la investigación del cáncer y el covid, pasando por la ecología, la filosofía, la neurología, la psicología, además de la informática.

Hay hasta científicos cognitivos que han conjeturado que nuestros cerebros incorporan algoritmos bayesianos al percibir, deliberar y decidir, y fanáticos del teorema que señalan que si adoptáramos el razonamiento bayesiano consciente (más allá del procesamiento bayesiano inconsciente que supuestamente emplea nuestro cerebro), el mundo sería mejor.

Ante todo eso, vale la pena saber un poco sobre esa fórmula con la que empezamos y su autor.

Él

"Thomas Bayes fue un ministro presbiteriano en el siglo XVIII", empezó contándole a la BBC Sharon Bertsch McGrayne, autora del libro "La teoría que nunca murió".

De Bayes no hay retratos, pero tenemos su firma.

"Fue parte de una generación que no pudo asistir a la universidad en Oxford o Cambridge, las principales universidades inglesas en ese momento, porque no era la Iglesia de Inglaterra.

"Esto fue una suerte para Bayes porque se fue al norte a Escocia, que era presbiteriana y tenía una universidad mucho mejor en Edimburgo en ese momento, y allí estudió teología, como su padre, y matemáticas, que era su verdadero interés, y se convirtió en un matemático aficionado".

Bayes logró mezclar sus dos intereses, escribió al menos un libro sobre matemáticas y pasó gran parte de su tiempo estudiando las obras de otros matemáticos y teólogos.

Así, comenzó a desarrollar una idea.

La idea

"Fue durante una gran controversia religiosa de si se podía usar la evidencia del mundo natural para demostrar que Dios existe".

Uno de los que participó en el debate fue el filósofo David Hume quien publicó, en 1748, el hasta hoy influyente libro "Investigación sobre el entendimiento humano", cuestionando, entre otras cosas, la existencia de milagros.

David Hume, 1711-1776. Historidor y filósofo, pintado por Allan Ramsay en 1754.
David Hume, 1711-1776. Historidor y filósofo, pintado por Allan Ramsay en 1754. / Getty Images

Según Hume, la probabilidad de que las personas afirmaran incorrectamente que habían visto la resurrección de Jesús superaba con creces la probabilidad de que el evento hubiera ocurrido en primer lugar.

"Un milagro es una violación de las leyes de la naturaleza; y como una experiencia firme e inalterable ha establecido estas leyes, la prueba contra un milagro, por la naturaleza misma del hecho, es tan completa como se pueda imaginar que cualquier argumento basado en la experiencia lo sea", escribió el filósofo.

Esto no le cayó bien al reverendo y, queriendo demostrar que Hume estaba equivocado, empezó a tratar de cuantificar la probabilidad de un evento imaginándose situaciones como la siguiente:

Imagínate que estás en una habitación y a tus espaldas está una mesa.

Alguien lanza una pelota que aterriza en esa mesa pero, sin mirar, no tienes forma de saber dónde.

Entonces, le pides a esa persona que lance otra pelota y te diga si cayó a la derecha o a la izquierda de la primera. Si aterrizó hacia la derecha es más probable que la primera esté en el lado izquierdo de la mesa, pues supones que hay más espacio a ese lado para que caiga la segunda bola.

Con cada nueva pelota que se lance, puedes actualizar tu conjetura e ir precisando la ubicación de la original.

De manera similar, pensó Bayes, los diversos testimonios de la resurrección de Cristo indicaban que el evento no podía descartarse de la forma en que Hume afirmó.

"La resurrección", pintada circa 1475, por el artista español Bartolomé Bermejo (ca 1440-ca 1498). / Getty Images

"Se le ocurrió un teorema de una línea realmente simple que sirve para trabajar con datos incompletos y dijo que está bien comenzar con una idea a medias sobre una situación, siempre y cuando modifiques implacablemente tus ideas iniciales cada vez que aparezca nueva información", señaló McGrayne.

"Nos dio un razonamiento matemático para situaciones altamente inciertas".

El rechazo

Bayes no publicó su teorema pero un amigo suyo, Richard Price, un matemático aficionado, lo desarrolló y, en 1767, publicó "Sobre la importancia del cristianismo, sus evidencias y las objeciones que se le han hecho", en el que usó las ideas de Bayes para desafiar el argumento de Hume.

"El punto probabilístico básico" de Price, dice el historiador y estadístico Stephen Stigler en su artículo "El verdadero título del ensayo de Bayes", "fue que Hume subestimó el impacto de que hubiera varios testigos independientes de un milagro, y que los resultados de Bayes mostraron cómo la multiplicación de incluso evidencia falible podría abrumar la gran improbabilidad de un evento y establecerlo como un hecho".

Quizás ni siquiera así Price logró probar la existencia de los milagros, pero sí sacó a la luz pública algo que de otra forma se habría quedado oculto entre los papeles del para entonces ya difunto Bayes.

No obstante, el teorema cayó en la oscuridad hasta que el ilustre matemático francés Pierre Simon Laplace formalizó la visión de Bayes y mostró claramente cómo se podía aplicar a principios del siglo XIX.

Pierre-Simon Laplace (Beaumont-en-Auge, 1749-París, 1827), marqués de Laplace, matemático y astrónomo francés, fue quien le dio prominencia al trabajo de Bayes. / Getty Images

A partir de entonces, entró y pasó de moda, se aplicó en una ciencia tras otra sólo para luego ser condenado por ser vago, subjetivo o poco científico, y se convirtió en la manzana de la discordia entre campos rivales de matemáticos antes de disfrutar de un renacimiento en los últimos años.

¿Por qué?

Recuerda que el enfoque bayesiano dice que puedes comenzar con una estimación subjetiva de una probabilidad, cualquier probabilidad, independientemente de si hay algún dato.

¿Cuán probable es que Dios exista? ¿Mutará el nuevo coronavirus para inutilizar las vacunas? ¿Cuál es la posibilidad de una guerra nuclear antes del 1 de enero de 2030?

Habiendo comenzado con lo que es poco más que una suposición, usamos la regla de Bayes para revisar nuestra opinión a medida que llegan nuevos datos.

John Stuart Mill, el filósofo y economista político británico del siglo XIX, lo llamó "la ignorancia acuñada en la ciencia".

Durante mucho tiempo, el enfoque bayesiano fue tabú en las estadísticas convencionales, pero no murió, y a lo largo de las décadas personas inteligentes encontraron formas inteligentes de aplicarlo.

Enigma

Un caso sorprendente es que el teorema de Bayes fue utilizado por Alan Turing mientras trabajaba con su equipo descifrando el código Enigma utilizado por los submarinos alemanes o los U-Boot durante la Segunda Guerra Mundial.

El teorema de Bayes le sirvió a Turing para salvar a millones de personas.

"En ese momento, los submarinos salían de Francia y recibían órdenes de radio de dónde ir y qué hacer, y esas órdenes eran un lenguaje codificado llamado Enigma. Y la Armada alemana lo había hecho tan complicado que nadie en Reino Unido ni en Alemania pensó que los británicos podrían descifrarlo", recuerda McGrayne.

Pero Turing estaba decidido a hacerlo, aprovechando cuanto pudieran.

"Conocían la organización general de una oración alemana. Se dieron cuenta de que usaban la palabra eins (1 en alemán) en casi todos los mensajes, así que allí tenían tres letras. Esa fue una pista. Así siguieron agregando datos una y otra y otra vez".

Turing y sus colegas crearon un sistema bayesiano para adivinar un tramo de letras en un mensaje Enigma, medir su creencia en la validez de estas conjeturas utilizando métodos bayesianos para evaluar las probabilidades y agregar más pistas a medida que llegaban.

"Eventualmente pudieron leer los mensajes".

Cuando los hechos cambian...

Así, fue utilizado por muchas otras personas y una vez que llegaron las computadoras, sencillamente explotó.

Para darte una idea de cómo funciona, responde esta pregunta: Si obtienes un resultado positivo en una prueba de covid que solo da un falso positivo una vez de cada 1.000, ¿cuál es la probabilidad de que realmente tengas coronavirus?

SCIENCE PHOTO LIBRARY

¿Pensaste que el 99,9%?... La respuesta correcta es que no tienes suficiente información para saberlo.

Es ahí cuando entra en juego el teorema de Bayes. Su notación matemática, esa que está al principio del artículo, parece complicada. Pero es más fácil de entender con un ejemplo que descifrando el significado de todos esos símbolos.

Imagínate que te sometes a una prueba para detectar una enfermedad. La prueba es increíblemente precisa: si la persona tiene la enfermedad, lo dirá correctamente el 99% de las veces; si no, también. Pero la enfermedad en cuestión es muy rara; sólo una persona de cada 10.000 la tiene. Esto se conoce como su "probabilidad previa": la tasa de fondo en la población.

Así que ahora imagina que le hacen la prueba a 1'000.000 de personas. Hay 100 personas que tienen la enfermedad: la prueba identifica correctamente a 99 de ellas. Y hay 999.900 personas que no la tienen: la prueba identifica correctamente a 989,901 de ellas.

Pero eso significa que la prueba, a pesar de dar la respuesta correcta en el 99% de los casos, le ha dicho a 9.999 personas que tienen la enfermedad, cuando en realidad no es así.

Entonces, si obtienes un resultado positivo, en este caso, tu probabilidad de tener la enfermedad es de 99 en 10.098, o poco menos del 1%. Sin el enfoque bayensiano se asustaría a muchas personas y se las enviaría a procedimientos médicos intrusivos y potencialmente peligrosos por un diagnóstico erróneo.

Sin conocer la probabilidad previa, no se sabe cuán probable es que un resultado sea falso o verdadero.

"Según Bill Gates, la base del éxito de Microsoft fue el uso de Bayes", cuenta McGrayne. / Getty Images

Este no es un problema hipotético.

En medicina, por ejemplo, una revisión de casos realizada en 2016 encontró que el 60% de las mujeres que se hicieron mamografías anuales durante 10 años tuvieron al menos un falso positivo. En los tribunales de justicia, una falla conocida como la "falacia del fiscal", que puede condenar a inocentes, también depende del teorema.

Y eso es sólo la punta del iceberg. Los investigadores utilizan la estadística bayesiana para abordar problemas de formidable complejidad.

El razonamiento bayesiano combinado con la potencia informática avanzada ha revolucionado la búsqueda de planetas que orbitan estrellas distantes; las estadísticas bayesianas contribuyeron a la reducción de la edad del Universo, que a fines de la década de 1990 se calculaba entre 8.000 a 15.000 millones de años y ahora se ha concluido con cierta confianza que es de 13.800 millones de años.

"Hoy en día se utiliza en la genética, para detectar diferencias sutiles en el ADN y las proteínas, así como para proteger la vida silvestre, hacer estudios cerebrales, traducir idiomas extranjeros...", enumera la autora de "La teoría que nunca murió".

"Se ha incrustado en la informática, el aprendizaje automático, la inteligencia artificial.

"Puede que no sea exactamente como lo hizo Bayes, pero se ha modernizado y es increíblemente útil... está en todas partes", señaló McGrayne en conversación con la BBC y concluyó con una cita que se le han atribuido a los economistas John Maynard Keynes y Paul Samuelson, así como al premier británico Winston Churchill y otros, para resumir la esencia del teorema de Bayes:

"Cuando los hechos cambian, yo cambio de opinión. ¿Usted qué hace?".

Fuente: BBC Mundo / Autor: Redacciòn

Etiquetado como

Descubren en Chile una nueva especie de dinosaurio con una inusual cola similar a un arma de los antiguos aztecas

Los restos fósiles, de unos 74 millones de años de antigüedad, fueron hallados por un grupo de paleontólogos en el valle del río de Las Chinas, en la Patagonia chilena.

Un equipo de científicos de la Universidad de Chile anunció este miércoles el hallazgo de una nueva especie de dinosaurio acorazado de unos dos metros de largo, que tenía una inusual arma en su cola. Se trata del 'Stegouros elengassen', que habitó hace unos 74 millones de años en la Patagonia chilena.

Los restos fósiles del animal habían sido hallados por los paleontólogos en el 2018 en el valle del río de Las Chinas, en la región de Magallanes, y luego trasladados al Laboratorio de la Red Paleontológica de la universidad capitalina, donde en estos años se llevó a cabo su análisis. Los investigadores destacaron la extraordinaria preservación del fósil.Se logróencontrar la totalidad de los huesos del espécimen, incluida su extraña cola, que tenía un aspecto similar a un macuahuitl (arma del tipo espada que utilizaron los antiguos aztecas) y no se parecía a la de ningún dinosaurio conocido.

Respecto al nombre que recibió la nueva especie, los científicos explicaron que 'Stegouros' significa 'cola techada', mientras que 'elengassen' es el nombre de un mítico monstruo en la tradición de los aonikenk o tehuelches del sur, un pueblo indígena local.

Universidad de Chile

Una verdadera 'piedra de Rosetta'

Además, el buen estado de conservación del fósil permitió identificar que la especie tenía características asociadas tanto a los estegosaurios como a los anquilosaurios, reza el estudio, publicado en la revista Nature.

"Los espectaculares estegosaurios se encuentran entre los dinosaurios más reconocibles, tanto por sus famosas placas dorsales verticales como por su arma en la cola con púas pareadas. Los anquilosaurios avanzados, en cambio, son famosos por sus anchas espaldas acorazadas por filas de osteodermos, y por tener una enorme maza redondeada en el extremo de la cola. Claramente, el arma de la cola en nuestro dinosaurio no era ninguna de las anteriores", declaró Alexander Vargas, investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile.

Su colega Sergio Soto detalló que el 'Stegouros elengassen' era un anquilosaurio transicional, es decir, "un eslabón evolutivo entre los anquilosaurios y otros linajes más antiguos de dinosaurios acorazados". "También tiene algunos rasgos parecidos a los estegosaurios, heredados desde un ancestro común con ellos, pero que otros anquilosaurios perdieron en la evolución", añadió. Debido a ello, los científicos creen que el nuevo hallazgo equivale a una auténtica 'piedra de Rosetta' de este grupo de animales, que "permite dar sentido a la evolución de los pocos restos identificados como anquilosaurios en el hemisferio sur".

Universidad de Chile

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el grupo de los anquilosaurios del hemisferio sur, llamado 'Parankylosauria' ('al lado de los Ankylosauria'), se distingue de sus parientes del hemisferio norte, que recibieron el nombre de Euankylosauria' ('verdaderos anquilosaurios').

"Los parankylosaurios carecen de muchos rasgos de los anquilosaurios 'verdaderos', que estaban ya presentes en el Jurásico medio, hace unos 165 millones de años. Por lo tanto, las raíces de los parankylosaurios deben ser muy antiguas, anteriores a esa fecha", concluyó Vargas.

"Las características de este descubrimiento no solo nos permiten conocer las particularidades y diferencias de las especies que habitaron el territorio nacional, sino también seguir profundizando en el tremendo potencial que tiene el país en el ámbito de la exploración paleontológica", subrayó a su vez Consuelo Valdés, ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile.

Escritores "ante el fascismo"

En declaración de la Sociedad de Escritores y Escritoras de Chile se señaló que “cuando nuestro gremio cumple 90 años de existencia, nos corresponde una vez más salir en defensa de la vida, de la cultura de la vida, de la esperanza de un pueblo que ha sido arrojado a la deriva de un sistema capitalista salvaje, excluido de una formación humana y pedagógica, que lo limita e impide crear espacios democráticos donde volcar su creatividad y energías”.

El siguiente es el texto íntegro de la declaración de la SECH ante el escenario electoral presidencial de cara a la segunda vuelta:

“La Sociedad de Escritores y Escritoras de Chile manifiesta su profunda preocupación ante el avance político del fascismo en el territorio y la amplia vitrina y cobertura otorgada a los históricos líderes nazi en la uniforme prensa nacional, que hoy se expresan en la arremetida electoral de José Antonio Kast, un personaje que burla las disposiciones de la justicia, ampara en forma explícita a los más perversos sicópatas que perpetraron horrendos crímenes de lesa humanidad y a los cuales promete total impunidad; que celebra las aberraciones infames de la dictadura militar, y que anuncia en su programa el mayor retroceso de las últimas décadas en materia de derechos sociales y económicos, salud y pensiones, y de género contra la mujer, en particular. Ante ello, queremos recordar que la Casa del Escritor ha estado desde su fundación hace 90 años, estrechamente ligada a los procesos democráticos y a la más amplia libertad, y ha sido bastión de lucha cada vez que los tiempos históricos lo exigieron para salir en defensa de nuestro pueblo, de los derechos humanos y de la democracia.

Cuando nuestro gremio cumple 90 años de existencia, nos corresponde una vez más salir en defensa de la vida, de la cultura de la vida, de la esperanza de un pueblo que ha sido arrojado a la deriva de un sistema capitalista salvaje, excluido de una formación humana y pedagógica, que lo limita e impide crear espacios democráticos donde volcar su creatividad y energías.

Por todo ello hacemos un llamado a las y los escritores de nuestro país a volcar todos nuestros esfuerzos para salir en defensa de la democracia, orientando desde nuestro rol social, desde la palabra escrita y poética, aportando ideas y espíritu democrático a nuestro pueblo en estos tiempos de barbarie, sorteando así el cerco comunicacional de los medios hegemónicos de desinformación y tergiversación que sostienen al sistema, que impiden la libre y democrática circulación de ideas, el pensamiento crítico, fundamental para analizar y comprender las circunstancias históricas en las que nos encontramos atrapados.

Por todo ello llamamos a nuestro pueblo a rechazar las intentonas de resucitar el fascismo y sus representantes, que sus ridículas, trasnochadas y añejas campañas del terror no toquen nuestro espíritu, porque ese miedo que quisieran inocular en Usted, es otra de sus maniobras y manipulaciones. Nuestras ideas, nuestros programas son de esperanza y de paz, de soluciones ciertas a la marginación y a los bajos salarios, de soluciones ciertas a las pensiones de miedo, a una educación discriminatoria por una educación gratuita y de calidad, a una salud digna y en paz y en armonía.

Con el ejemplo de Gabriela Mistral y Pablo Neruda, nuestros nobeles, cantando a la vida con Violeta Parra, y Carlos Pezoa Véliz, Baldomero Lillo, Manuel Rojas, Carlos Droguett, Isidora Aguirre, Nicomedes Guzmán, Marta Brunet, María Luisa Bombal, Francisco Coloane y tantas y tantos otros que instalaron la belleza de lo humano en el centro de su poesía, en un diálogo con Chile y sus pueblos, y entregaron reflexión y dignidad a través de su obra. Que su memoria y su obra, sea el antídoto al fascismo y a la cultura de la muerte que cada tanto se apropia y enseñorea como la dictadura pinochetista en nuestra tierra.

Hoy, cuando ganamos el derecho a una nueva Constitución, es vital otorgarle a ésta un gobierno afín a los imaginarios sociales de nuestro pueblo, para recuperar efectivamente la dignidad con una Constitución hecha palabra y texto, que nuestra rica tradición cultural se asiente sin ceder espacio a políticas mercantilistas utilitarias que denigran al hombre en vez de ubicarlo en el centro de sus desvelos y objetivos.

Como escritores y escritoras comprometidos con Chile y su historia, llamamos a mantenernos alertas y a trabajar duramente para detener el peligroso avance del fascismo militante.

Directorio Nacional Sociedad de Escritores de Chile.

Santiago, 23 de noviembre de 2021”.

Fuente: El Siglo

Etiquetado como

¿Y si el fuego lo descubrió una mujer? El libro que cambia la visión patriarcal de la prehistoria

La reputada prehistoriadora francesa Marylèn Patou-Mathis relata en su nueva obra los prejuicios que pesan sobre la mujer prehistórica y cómo las investigaciones arqueológicas los están derribando.

En noviembre del año pasado, un equipo de arqueólogos estadounidenses y peruanos anunció el descubrimiento en el distrito de Puno, en los Andes, de la tumba de una mujer joven de hace unos 8.000 años que había sido inhumada con armas y objetos de piedra cortantes. El hallazgo y los resultados de la revisión de otro centenar de enterramientos resultaron de gran interés porque demostraba que las féminas prehistóricas también cazaban, al menos en América, y porque ponían en jaque la idea predominante de que en las primeras comunidades humanas existía la división de tareas, en las que los hombres llevaban la batuta de las actividades físicas.

Un estudio publicado poco más de un mes antes por investigadores de las universidades de Alcalá de Henares, Granada, Autónoma de Barcelona y Durham (Reino Unido) también probó que las mujeres participaron en la creación de las pinturas rupestres del refugio rocoso de Los Machos, ubicado en el municipio granadino de Zújar. Otros trabajos científicos desarrollados en la última década han obtenido resultados en la misma línea: muchas de las manos documentadas en las paredes de las cuevas prehistóricas de Francia y España son de mujeres. Cada vez quedan menos dudas de que ellas también eran artistas.

Los avances en el conocimiento sobre la vida de los antepasados del ser humano están confirmando las hipótesis que la arqueología de género lleva años defendiendo y derrumbando el, hasta hace bien poco, incuestionable androcentrismo de la prehistoria. ¿Y si quien descubrió el fuego fue una mujer? ¿Y si no fue un hombre el que pintó los bisontes de Altamira o los caballos de Lascaux? ¿Y si eran ellas quienes cazaban? Y, de ser resultar afirmativas todas estas cuestiones, ¿cuándo y por qué se impusieron la división sexual del trabajo y la jerarquización de los sexos en detrimento de la mujer, convertida en el eslabón débil?

 

La prehistoriadora francesa Marylène Patou-Mathis este miércoles en Madrid. Luca Piergiovanni / Efe

"Hay muchos mitos en el imaginario popular que están ligados a la prehistoria y es muy importante mostrar que muchas de esas creencias no son realidades antropológicas. Sigue habiendo cosas por descubrir, sobre todo relacionadas con la posición de la mujer, que hasta ahora no existía: solo existía el hombre prehistórico". Así lo explica a MagasIN una voz autorizada en la materia: Marylène Patou-Mathis, directora de investigación en el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) y especialista en el comportamiento de los neandertales.

La investigadora y arqueóloga francesa no tiene ninguna duda al respecto: la prehistoria, como disciplina, bebe del modelo patriarcal que establecieron sus creadores decimonónicos. Así lo evidencia en su libro El hombre prehistórico es también una mujer (Lumen), una obra en la que atropella con erudición, evidencias científicas —desde los vestigios arqueológicos hasta los últimos análisis de ADN— y preguntas ineludibles los prejuicios sobre los que se sustentan esas ideas de que ellas solo se dedicaban a coger frutos, a las tareas livianas.

Figuración de una mujer neandertal en el Museo / Arqueológico Nacional.

"En el siglo XIX los historiadores eran todos hombres y decidieron que las mujeres eran las recolectoras y las que se encargaban de las cuevas, mientras que ellos tallaban, descubrían el fuego, cazaban… Es la visión que tenían en aquel momento, la visión patriarcal, y ese modelo lo transfirieron directamente a las sociedades prehistóricas", valora Patou-Mathis en la cafetería de un céntrico hotel madrileño, a donde ha venido para presentar la edición en español de su libro.

Debates académicos

La arqueóloga gala es una de las figuras que encabezan esta suerte de revolución feminista del enfoque a través del cual analizar las primeras sociedades humanas. Una perspectiva que ya intentó desarrollarse en la década de los 70 pero que se ha consolidado en los últimos años. "Cuando empecé a trabajar como prehistoriadora tenía tan integrado el modelo patriarcal que no me planteaba más. Después, cuando me fui especializando en el hombre neandertal, me di cuenta de que era todo 'hombre, hombre, hombre', ¿pero y si también hay mujer? Comencé a descubrir que en los libros de texto, los documentales, quienes hacían fuego, iban a cazar, tallaban las herramientas o pintaban las cuevas eran solo hombres, no había mujeres ahí", relata.

En su discurso, Marylène Patou-Mathis tiene muy presentes a los pioneros de una disciplina que ha dado un vuelco radical, a los prehistoriadores e historiadores del XIX que "borraron a las mujeres" y les otorgaron un papel inferior por naturaleza, como ya lo había hecho la religión por cuestiones de orden divino —bendita paradoja: ciencia y fe de la mano—. "La sociedad es la que ha presionado para que esto se vea de otra forma", asegura la prehistoriadora, que dice que sus hipótesis, en las conferencias públicas en las que participa, son acogidas de forma favorable.

Portada del libro de Patou-Mathis. Lumen

"En el ámbito científico hay gente que está más abierta, pero hay un núcleo de investigadores, formado por muchos hombres y algunas mujeres, que dicen que no es posible, que no hay pruebas científicas que demuestren que las mujeres cazaban o pintaban", lamenta. "Pero yo contesto que tampoco hay pruebas que demuestren que son los hombres. Hay que abrir el campo hipotético porque los vestigios arqueológicos no son categóricos en la autoría masculina". En los nuevos hallazgos, los análisis genéticos y los avances tecnológicos recae el arduo cometido de desvelar una prehistoria más igualitaria de lo imaginado.

Pero también en la necesidad de derribar los mitos y las imágenes falsas que envuelven el remoto periodo. Marylène Patou-Mathis despide la charla con una reflexión conciliadora: "Hay algo muy importante que digo siempre: el sistema patriarcal se ha agotado, ha quedado obsoleto y hay que cambiarlo. Pero no podemos proponer un enfrentamiento: si establecemos una rivalidad entre hombres y mujeres, las cosas no van a funcionar".

Fuente: https://www.elespanol.com / Autor: David Barreira

Etiquetado como

Proyecto de ley busca dar a trabajadores un día de licencia por fallecimiento de mascotas

La iniciativa legislativa busca agregar al artículo 66 del Código del Trabajo, que define los días libres tras la muerte de un familiar cercano, que «todo trabajador tendrá derecho al mismo permiso que el de los incisos anteriores, por un día hábil, en caso de muerte de una mascota o animal de compañía».

Este martes el diputado José Miguel Castro (RN) presentó un proyecto de ley ante el Congreso que busca entregar un día de permiso laboral a trabajadores que hayan sufrido el fallecimiento de su mascota.

“Lo que busca este proyecto es dar un día libre, un día de licencia para las personas que pierdan a un ser tan querido como lo puede llegar a ser una mascota, y de esa forma poder hacer un luto, poder enterrarlo, poder tener un espacio, aunque sea muy pequeño de reconocimiento”, afirmó el parlamentario a 24 Horas.

Castro agregó que la iniciativa busca “ir un paso adelante en términos de tener un poco de más sensibilidad con aquellos que sienten que un hermano menor, como un perrito o un gatito, o una mascota, puede ser gran parte de su vida”.

“Es un permiso a la reflexión de la familia, a no tener que andar pidiendo un permiso al jefe que muchas veces puede no entender lo importante que son para nosotros”, concluyó el diputado.

En específico, el proyecto de ley tiene como objetivo agregar al artículo 66 del Código del Trabajo, que define las licencias por muerte de familiares, lo siguiente: “Todo trabajador tendrá derecho al mismo permiso que el de los incisos anteriores, por un día hábil, en caso de muerte de una mascota o animal de compañía”.

Fuente: El Desconcierto

Etiquetado como

Lengua mapuche: el enigma de su origen y otras 4 singularidades del mapudungún

¡Mari mari, peñi! ¡Mari mari, lamngen!

¿Sabes qué quiere decir lo que acabas de leer?

Te daré una pista: es la forma en que se saludan los mapuches, el pueblo originario que reside principalmente en el sur de Chile, en la región de La Araucanía, y en menor proporción en Argentina, en las provincias de Chubut, Neuquén y Río Negro.

¡Hola, hermano! y ¡hola, hermana! es el significado textual de ambas frases, escritas en la lengua de esta comunidad indígena, llamada mapudungún (o mapuzungún).

A pesar de que este idioma ha ido perdiendo su vitalidad con el tiempo (al igual que la gran mayoría de las lenguas indígenas sudamericanas), en los últimos cinco años el interés por aprenderla ha aumentado.

 En Chile, este "renacimiento" de la lengua se ha intensificado después del estallido social de octubre de 2019, cuando la demanda mapuche se sintió fuerte en las calles. / Foto Getty Images

Expertos, incluso, hablan de un "boom" de las escuelas y profesores que se dedican a enseñar su gramática, con nuevos talleres en importantes centros de estudio como la Universidad de Buenos Aires (UBA) o la Universidad de Chile.

Pero ¿cuál es el origen del idioma, cuánta gente lo habla realmente y cuáles son algunas de sus particularidades? En BBC Mundo te respondemos estas y otras preguntas.

1. ¿Cuál es su origen?

Académicos y lingüistas llevan cientos de años intentando responder la misma pregunta: ¿de dónde viene realmente el mapudungún?

La respuesta aún no está clara.

Esto se explica en parte porque se le considera una lengua "aislada" o "no clasificada". Es decir, que no forma parte de una familia lingüística ni tiene vínculos con ninguna otra lengua viva (como sí lo tiene, por ejemplo, el español, procedente del latín y parte de las lenguas romances).

Al ser "aislada" es más difícil descubrir de dónde vienen sus palabras, su estructura o su gramática.

 Todavía no se sabe con certeza cuál es el origen del mapudungún ni hace cuánto tiempo se habla. / Foto Getty Images

"Ha habido muchos intentos de mostrar alguna conexión con otras lenguas. Pero ninguno ha sido aceptado de manera mayoritaria", le explica a BBC Mundo el académico y especialista en lenguas indígenas de América, Fernando Zúñiga.

"Quizás el mejor intento lo hizo un argentino en 2018, Antonio Díaz-Fernández. Él dice que podría haber una conexión con las lenguas arahuacas, una familia grande del norte y centro América. Pero si esa conexión es real, es bastante distante, no es que sea como el castellano y el portugués. Los especialistas no se han entusiasmado mucho con esa teoría", agrega.

Por lo mismo, también es complejo saber hace cuántos años se habla.

La primera vez que se registró fue en 1606 cuando el sacerdote Luis de Valdivia creó el primer vocabulario mapuche con un afán evangelizador.

"No podemos fechar el mapudungún porque no tenemos información antes de 1606. Y 1606 está demasiado cerca en el tiempo", dice Zúñiga.

"Tratar de datar el nacimiento de esta lengua sería arbitrario", añade.

Lo que sí está claro es que cuando los españoles llegaron a esta zona de Sudamérica, la lengua dominante era el mapudungún y se hablaba desde el norte al sur de Chile, desde el río Choapa (región de Coquimbo) hasta la isla de Chiloé.

Los mapuches viven principalmente en el sur de Chile y Argentina. / Foto Getty Images

Se sabe además que desde entonces no ha experimentado mayores cambios en su estructura y su vocabulario a pesar de la fuerte penetración del castellano en el territorio.

2. ¿Cuánta gente lo habla?

Aunque es difícil cuantificar de forma exacta cuánta gente habla este idioma, según un estudio liderado por Fernando Zúñiga y ampliamente citado por los académicos, la cifra está entre las 100 mil y las 250 mil personas.

"100 mil son los que manejan muy bien el idioma, que generalmente viven en contextos rurales y son de edad. Y el resto lo habla más o menos", explica Zúñiga.

Esto la hace ser una lengua relativamente "mediana" dentro del contexto americano, donde las grandes (como el guaraní paraguayo, el aymara o el quechua) tienen entre uno y cinco millones de hablantes, y las pequeñas que no superan los mil.

Aunque el mapudungún no se encuentra en estado "terminal", la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha asegurado que está en situación de "resistencia" debido a la falta de políticas lingüísticas que favorezcan su desarrollo.

Y es que ni siquiera todos los mapuches lo hablan.

Foto Getty Images

 Con una población estimada en 1 millón 700 mil mapuches en Chile (según cifras del censo de 2017), y 105.000 en Argentina (de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), sólo el 10% de ellos maneja el idioma de forma correcta y apenas otro 10% lo entiende, según la ONU.

Fernando Zúñiga es jefe del Instituto de Lingüística de la Universidad de Berna, Suiza. Su especialización son las lenguas indígenas de América. Autor de "El habla mapuche", entre otros.

Y solo dos provincias reconocen este idioma como oficial (además del español): Galvarino y Padre de las Casas, ambas ubicadas en el sur de Chile, en la región de La Araucanía, donde hay una fuerte presencia mapuche.

"Cuando la cultura hispana se impuso, relegó a todas las lenguas indígenas a un lugar de precariedad. La gente, para poder tener acceso al trabajo, a los servicios y educación, necesitaba el castellano y no la lengua indígena. Y todo eso conspiró para la mantención de la lengua", explica Zúñiga.

El académico no es muy entusiasta respecto al "boom" de interés que ha surgido en estos últimos años.

"Esta especie de renacimiento de la lengua llega tarde. Esta es una carrera contra el tiempo porque todo conspira en contra de la lengua indígena", dice.

Sin embargo, el mapuche y profesor de mapudungún, Patricio Bello Huenchumán, tiene otra mirada.

"Hace 20 años los jóvenes no tenían interés. Y hoy pasa lo contrario: son los jóvenes los que quieren aprender y enseñarle a sus hijos", dice a BBC Mundo.

"Es una lengua viva que hoy está en Internet, hay música contemporánea en mapudungún e incluso memes, y cada vez más", agrega.

Bello Huenchumán aprendió la lengua de su familia materna a los 8 años y hoy se dedica a enseñarla a través de una institución llamada Adkintuwe, que tiene más de mil seguidores en Facebook.

3. ¿Qué heredó el español del mapudungún?

Los chilenos y argentinos han heredado varias palabras del mapudungún en su vocabulario. A continuación, te presentamos algunas de ellas:

  • Cahuín: si bien en la comunidad mapuche se usaba para referirse a sus reuniones periódicas, hoy se utiliza mayoritariamente en Chile para describir un comentario mal intencionado que termina generando una situación confusa.
  • Funa: manifestación o repudio público contra una persona. En mapudungún se le dice funa a algo podrido o que se echa a perder.
  • Laucha: pequeño ratón
  • Quiltro: perro que no pertenece a una raza especial.
  • Pichintún: es decir, poquitito. En mapudungún, "pichi" significa poco.
  • Poncho: prenda de abrigo cuadrada, con una abertura en el centro.
  • Pucho: colilla de cigarrillo. Algunos dicen que viene de la palabra "puchuln" (dejar sobras o restos) mientras otros dicen que viene del quechua "puchu" (que significa sobrante o residuo).

Por otra parte, muchos nombres de ciudades, provincias, lagos y ríos de Chile y Argentina provienen del mapudungún.

En Chile, algunos ejemplos son: Chiloé, río Mapocho, Maule, Coyhaique y Curacautín. Y en Argentina, Neuquén, Lago Puelo, Loncopué y Macachín, entre muchas otras.

Varios árboles y plantas también heredaron sus nombres de esta lengua. Litre, copihue, quillay, luma y coigüe son algunos de ellos.

 La bandera mapuche. / Foto Getty Images

4. ¿Cómo se escribe?

El desarrollo y la evolución de esta lengua ha sido principalmente oral, por lo que no ha sido fácil encontrar un consenso sobre la forma en que se escribe.

Si bien el primer alfabeto (o grafemario) se creó en 1606 (por Luis de Valdivia), hasta hace pocos años han seguido surgiendo propuestas.

Pero, tal como explica Patricio Bello Huenchumán, hoy hay tres que son las más utilizadas: el Alfabeto Mapuche Unificado (AMU), que viene de 1986; el Azümchefe, que es el que promueve el estado de Chile a través de la Corporación Nacional de desarrollo indígena (Conadi); y el Raguileo, propuesto por el lingüista y poeta mapuche, Anselmo Raguileo, y que tiene 26 letras.

"Es la misma fonética pero son distintas propuestas de escritura. Por ejemplo, la palabra perro en mapudungún se dice trewua. Según el AMU se escribe con TR, en el Azümchefe, con TX, y en el Raguileo, solo con X", explica.

Esta incapacidad por acordar un solo alfabeto complica aún más la supervivencia de la lengua.

"Todavía nadie se ha logrado poner de acuerdo, no hay una autoridad central que lo decida, ¿quién lo va a hacer? Entonces tenemos un problema ahí", dice Fernando Zúñiga.

5. ¿Qué tan complejo es?

El mapudungún tiene la particularidad de ser una lengua polisintética de tendencia altamente aglutinante. Es decir, que conforma grandes palabras de significados complejos con base en varias palabras.

Esto permite que una sola palabra exprese un significado elaborado.

Por ejemplo, "trarimansunparkelayayengu" significa "ellos no amarraron a los bueyes aquí", un dicho que se usa para decir que, el que lo dice, no lo vio con sus ojos. O "trekalelayaymi", que quiere decir "tú no estarás caminando".

El japonés, el quechua y el finlandés también utilizan este recurso para comunicarse.

Si esto te resulta algo complicado, no te preocupes, no eres el único. Los lingüistas expertos en mapudungún coinciden en que no es un idioma fácil.

Mapuches intentan preservar su lengua a través de la música hip-hop. / Foto Getty Images

"Es más complicado que el inglés, que el español, que el alemán. No solo tenemos singulares y plurales, tenemos tres pronombres singulares, tres duales y tres plurales. Además de formas informales e indirectas, pronombres posesivos, adjetivos, modo indicativo, modo imperativo... tenemos de todo", dice Bello Huenchumán.

Aún así, hay varias personas que se están atreviendo a incursionar en él.

Y tú, ¿te animarías a aprenderlo?

Fuente: BBC Mundo / Autora: Fernanda Paúl

Autigénero: "Mi género está increíblemente influenciado por ser autista"

Descubrir que era autista cambió la vida de Jai White para siempre, para mejor.

"Me ha permitido existir como yo en mi forma más verdadera", dice Jai, quien utiliza el pronombre ellxs.

"Me volví mucho más libre en términos de mi expresión de género; me volví mucho más abiertx al hablar de eso".

Jai es autista y se identifica con el género no binario, lo que significa que no se siente de género masculino o femenino.

Jai, y otrxs, creen que estos dos aspectos de su identidad no se pueden separar, y hay investigaciones que sugieren un posible vínculo entre ambos.

Estos estudios muestran que el autismo es más común en personas que no se identifican con su sexo biológico.

Uno de los estudios más grandes y recientes, dirigido por el profesor de la Universidad de Cambridge, Varun Warrier, analizó la información proporcionada por 641.860 personas.

Encontró que las personas transgénero o de género diverso tenían de tres a seis veces más probabilidades de informar que eran autistas que otras.

"Personalmente, creo que el género está increíblemente influenciado por ser autista. Creo que nuestra percepción del mundo es mucho más libre y abierta", le dice Jai a la BBC.

"Existe una falta de necesidad de ajustarse a estas expectativas sociales y encajar con las personas que nos rodean".

Investigación sobre el autismo

El trastorno del espectro autista (TEA) es definido por la Sociedad Nacional Autista de Reino Unido como "una discapacidad del desarrollo de por vida que afecta la forma en que las personas se comunican e interactúan con el mundo".

Pero no todas las personas autistas lo ven como una discapacidad.

Los rasgos comunes de una persona autista pueden incluir necesitar más tiempo para procesar información, dificultad para comprender las expresiones faciales y tener conductas repetitivas.

El autismo es algo común: la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que aproximadamente uno de cada 160 niños en todo el mundo "tiene un TEA", pero los informes varían considerablemente entre países, y hay pocos datos sobre las tasas de autismo en muchos países de bajos y medianos ingresos.

Dada la relativa falta de estadísticas, la escala del estudio de 2020 de la Universidad de Cambridge y sus hallazgos sobre personas transgénero y de género diverso es particularmente significativa.

El doctor Meng-Chuan Lai, uno de los científicos que trabajó en el estudio revisado por pares, dijo que sus hallazgos se replicaron "en todos los estudios, pero también en grandes conjuntos de datos de muestra".

Los resultados podrían ayudar a mejorar el apoyo y la atención de la salud mental que se ofrece a las personas autistas transgénero y de género diverso, dice el doctor Lai.

Pero a algunos les preocupa que vincular el autismo con la identidad de género pueda tener consecuencias negativas.

"Autigénero"

Jai White / Jai ahora vive en España.

Cuando Jai recibió un diagnóstico de autismo a la edad de 26 años, fue una "completa sorpresa".

Durante su crianza en Reino Unido, se sentía diferente a sus amigos acerca de su género.

Fue solo cuando se mudó a España y tuvo acceso a atención médica privada que le dijeron que también era autista.

Para algunas personas, incluidx Jai, el uso de palabras como "autigénero" y "autiqueer" ayuda a describir cómo se superponen su autismo y su identidad de género.

"Para mí fue como si hubieran dado en el clavo", dice Jai. "Esto pone dos aspectos principales de mi propia identidad en uno".

Definiciones útiles

  • Identidad de género: el sentido individual de una persona de su propio género. Este no es siempre el mismo que el sexo biológico de una persona y puede quedar fuera de las categorías de hombre o mujer.
  • Diversidad de género: este es un término general que se utiliza para describir a las personas que no se identifican en absoluto, o exclusivamente, con su sexo biológico.
  • Transgénero: personas que no se identifican con su sexo biológico. Por ejemplo, una persona a la que se le asignó el sexo femenino al nacer podría sentirse como un hombre. Algunas personas transgénero se someten a cirugía o tratamiento hormonal para que sus cuerpos coincidan con su identidad de género.
  • No binario: un término utilizado por algunas personas cuya identidad de género se encuentra fuera de las categorías de hombre y mujer. Algunas personas sienten que existen en un espectro y pueden definir su género como si estuviera en algún lugar entre el hombre y la mujer.
  • Cisgénero: una persona cuya identidad de género coincide con su sexo biológico.
  • Disforia de género: una condición médica que se refiere a la angustia que siente una persona cuando el sexo que se le asignó al nacer no coincide con su identidad de género.
  • Pansexual: sentirse atraído por personas de todos los géneros.

"La máscara se cayó"

LYRIC HOLMANS / Lyric padeció disforia de género desde su infancia y fue diagnosticadx como autista a los 29.

Lyric Holmans creció en Texas, Estados Unidos, en el Bible Belt (Cinturón bíblico), como se conoce a los estados del sur socialmente conservadores.

"Sabía que era queer antes de tener palabras [para describirlo]", dice Lyric.

"Sabía que me gustaban las personas de varios géneros, ya desde la escuela secundaria sabía que no era heterosexual. Y sabía que tenía sentimientos muy diferentes sobre las relaciones y sobre las cosas que iban en contra de lo que era socialmente aceptable y consideradas la norma, desde una edad temprana".

Lyric, que es pansexual y no binarix, dice que padeció disforia de género desde su infancia.

También cuenta que a menudo "enmascaraba", un término utilizado para describir cómo algunas personas autistas imitan a otras para tratar de ocultar sus rasgos autistas.

"Cómo escondí mi autismo para tratar de encajar"

Cuando Lyric fue diagnosticadx como autista a la edad de 29, "no podía dejar de ignorar todos estos paralelos".

"Cuando la máscara que había construido -que en gran parte ocultaba el autismo y mis luchas, y hacía que pareciera como si estuviera bien cuando no lo estaba- comenzó a desaparecer, me di cuenta de que muchas de las cosas en mi vida eran un acto".

"Sé con ser autista que hacer las cosas por el bien de otras personas en lugar de porque realmente siento de esa manera, no es útil. ¿Por qué sería diferente con mi género?

"Así que fue como si una máscara se cayera y luego la máscara de género también se cayó, y me quedé con todos estos sentimientos realmente honestos sobre mí".

"Pensaron que mi diagnóstico estaba equivocado"

DANIEL PRADO / Daniel dice que el personal médico se negó a aceptar que pudiera ser autista y trans.

 Las personas autistas y de género diverso dicen que enfrentan formas adicionales de discriminación.

Daniel Prado, de 21 años y nacionalidad española, dijo que el personal médico tardó dos años en creerle que era trans, a pesar de haber cambiado su nombre legalmente en su documento de identificación.

"Me decían: 'Sí, pero eres autista, ¿cómo sabes que no estás equivocada?' y yo respondía: 'Te estoy diciendo que sé que no estoy equivocado. Simplemente cambié mi nombre porque sé que soy yo', dice Daniel.

"'Soy autista y soy trans, ¿dónde está el problema?'. No entendían que yo podía ser autista y trans", afirma.

El doctor John Strang, director del Programa de Género y Autismo del Hospital Nacional de Niños en Washington DC, dice que existen actitudes similares en EE.UU.

Uno de sus estudios, que pidió a adolescentes autistas-trans que describieran sus experiencias de atención médica, encontró que "una buena proporción de estos jóvenes ha experimentado prejuicios debido a su autismo", dice.

"Nos dijeron que su diversidad de género había sido cuestionada porque eran autistas. Como médico, escuché esto de otras organizaciones que trabajan con el género y con el autismo", señala.

"Marginados"

Lydia X. Z. Brown, una activista y académica chino-estadounidense y del este asiático, experta en derechos de las personas con discapacidad, dice que hay "muchas razones" por las que la diversidad de género puede ser más común entre la comunidad autista.

 

"No es realmente difícil reconocer que si ya te desvías de la norma de alguna manera, es posible que te desvíes de la norma de otra manera: donde la norma es ser blanco, capaz (es decir, no discapacitado) y cisgénero".

Esto no significa que sea más fácil para las personas autistas-trans moverse por el mundo, advierten, especialmente para aquellos "que están marginados de otras formas porque son inmigrantes, porque son personas de color, están empobrecidos o porque pertenecen a comunidades minoritarias".

Gran parte de la investigación sobre el autismo y la diversidad de género se ha realizado en países occidentales, y el doctor Lai cree que se necesitan más investigaciones para explicar cual es la situación en diferentes culturas.

Un pequeño estudio en Taiwán compuesto por 130 participantes ha ofrecido una pista sobre cuán común es esta superposición en los países asiáticos.

Encontró que el 27,3% de los participantes autistas dijeron que "a veces", "a menudo" o "muy a menudo" deseaban ser del sexo opuesto, en comparación con el 9,5% de los individuos neurotípicos del estudio.

"El valor de ese pequeño estudio es que está replicando lo que se ha encontrado en los informes occidentales, principalmente de Reino Unido, Países Bajos, Australia, EE.UU. y Canadá", dice Lai.

Un estudio de 2019 de EE.UU., que encuestó a 48.762 niños, encontró que aquellos que eran autistas tenían cuatro veces más probabilidades de ser diagnosticados con disforia de género que aquellos que no eran autistas.

Lai dice que es importante tener en cuenta que la mayoría de los estudios disponibles actualmente encuestan a personas con disforia de género y, por lo tanto, "puede que no representen lo que está sucediendo en general para las personas trans o de género diverso, pero que no tienen disforia".

"Escucharnos"

NOOR PERVEZ / Noor Pervez dice que las personas autistas-trans se conocen mejor a sí mismas.

John Strang dice que su trabajo centrado en la experiencia de los niños trans autistas tiene un objetivo claro: "Mi investigación no consiste en contar cuántas personas tienen esta intersección".

"Mi interés es que hay muchas personas que se presentan para recibir servicios y tienen necesidades, y quiero comprender mejor cómo ayudarles", aclara.

Lai está de acuerdo: "Es tan fácil que intentemos preguntarnos por qué está sucediendo. Pero en muchos casos el porqué no es la pregunta más importante; la pregunta más importante es qué podemos hacer para comprender y mejorar el bienestar de las personas con autismo y/o género diverso".

La Red de Auto-Apoyo Autista (ASAN, por sus siglas en inglés) da la bienvenida a este tipo de investigación, siempre y cuando no se utilice para crear una "asociación patológica negativa entre estas dos cosas", dice el gerente de participación comunitaria Noor Pervez.

Él enfatiza que si bien la investigación puede ser nueva, las personas no lo son.

"Fundamentalmente, en la raíz, las personas autistas y las personas trans son personas con total y completa autonomía y ninguna identidad niega a la otra", dice.

"Suele haber este tipo de duda o preocupación de que de alguna manera seamos algo nuevo o que no siempre hemos sido parte de la comunidad. Yo diría que eso es profundamente incorrecto", añade.

"El hecho de que cada vez haya más lenguaje y que la base de conocimiento sea más grande, no significa que esto sea nuevo".

Para Daniel, el progreso de la comunidad solo llegará cuando se escuche a las personas adecuadas.

"No tengo todas las respuestas, pero si la sociedad comienza a escucharnos y a aprender sobre nuestras experiencias de vida, pueden entendernos mejor y cambiar lo que está mal en esta sociedad"

Fuente: Rebecca Thorn / BBC World Service

Etiquetado como

Enrique Veiga, el ingeniero español de 82 años que ha inventado una máquina para crear agua 'de la nada'

La máquina está inspirada en el efecto de condensación que produce un aparato de aire acondicionado

La empresa sevillana Aquaer ha creado un sistema para extraer agua potable y segura de la atmósfera y así abastecer zonas desérticas donde la población sufre de escasez de este elemento natural tan importante para la supervivencia humana.

El invento de Enrique Veiga, un ingeniero gallego de 82 años, está basado en las unidades de aire acondicionado y el efecto de condensación que estos tienen. Es decir, el sistema emplea la electricidad para enfriar el aire, condensarlo y convertirlo en agua. Una máquina pequeña produce entre 50 y 75 litros por día y las versiones más grandes llegan incluso a producir hasta 5.000 litros por día.

Existen otros generadores de agua en el mundo que utilizan una tecnología similar, pero la diferencia entre estas máquinas y la de Veiga es que las primeras necesitan que haya una alta cantidad de humedad y bajas temperaturas en el ambiente. Sin embargo, el invento español funciona en temperaturas de hasta 40 grados y puede manejar una humedad de entre el 10% y 15%.

El primer prototipo lo inventó Enrique Veiga en 1990 durante una grave sequía que afectó al sur de España. “El objetivo es ayudar a la gente y llegar a lugares como campos de refugiados que no tienen agua potable”, comenta el gallego.

En 2017, Nhat Vuong, un refugiado vietnamita, fundó la organización benéfica bajo el nombre Water Inception para seguir desarrollando el invento de Veiga y llevarlo a quienes más lo necesitan. Para esto, Vuong compró una de las máquinas y la trasladó hasta un campo de refugiados en la ciudad libanesa de Trípoli.

Fuente: La Vanguuadia / Autor: EÑAUT ZUAZO

Suscribirse a este canal RSS
Please provide full Credentials Infomation